Mujer apasionada


Entrevista. Rita Lee. La célebre cantante paulista se presenta- rá mañana en el Gran Rex. Y dice adorar al público argentino.


El mayor dolor de cabeza de cualquiera que alguna vez haya sido tildado de referente contracultural es seguir demostrando que lo sigue siendo. Pero Rita Lee se sacó de encima ese karma. A sus 63 años, la cantautora brasileña vive la militancia del pop, por la que llegó a pagar incluso con la cárcel en la última dictadura del país vecino, desde un lugar pasivo. “En esta etapa no hay desafíos ni comodidades. Me dedico a disfrutar del privilegio de seguir haciendo música”, explica esta artista iconoclasta con cuatro décadas y media de trayectoria.

“Hoy me siento más segura de mí, lo que me permite usar más mi caradura a la hora de subir a un escenario para llenar de placer a la gente”. Justamente esa necesidad por derrochar deleite es la que la trae mañana al Gran Rex, teatro que la recibió en su anterior actuación en Buenos Aires hace ocho años.

“Adoro al público argentino porque responde muy bien a mi propuesta. Mi pasión por Argentina es tal que conservo una camiseta de la Selección, hincho por Boca Juniors y creo que Messi es el mejor jugador del mundo”.

Lee dedicará esta cuarta visita al país a repasar su abultado cancionero. “Será una caja de bombones musicales surtidos”, adelanta desde su San Pablo natal. “Como nunca tuve un repertorio fijo, los temas los selecciono en el momento. Pero esta vez no faltarán los hits ni un homenaje a Michael Jackson y por primera vez cantaré la versión en español de Amor e sexo, tema compuesto por mi amiga argentina, además de escritora y periodista, Violeta Weinschelbaum”. Si bien cada reencuentro con la Argentina de la cantautora, que en 2009 puso a la venta su más reciente álbum, Multishow ao vivo, estuvo respaldada por la edición de una producción de estudio, esta nueva ocasión será la excepción.

“No tengo presión para grabar. Pero en este momento estoy haciendo un disco de canciones nuevas que saldrá a la venta después de junio. Y por ahora está parado Bossa n’ Movies (proyecto que se desprende de su Bossa n’ Beatles, de 2011)”.

A Rita se le conoció en Argentina gracias a la versión que hizo en español de sus éxitos Lanzaperfume y Baila conmigo, originalmente cantados en portugués en el álbum Rita Lee, que en 2010 cumplió 30 años de su lanzamiento. “Después de que grabo un disco, nunca más lo escucho. Sólo percibo la vigencia de las canciones en los shows “. No obstante, fue el grupo de psicodelia Os Mutantes el que la descubrió al mundo en los `60. Acerca del tributo que apareció en las bateas locales, El justiciero Cha cha cha (2010), en el que intervienen figuras latinas de la talla de Fito Páez, la paulista asegura desconocer su existencia y ubica en un plano menor la reunión del conjunto, sin ella, en 2006. “Estos regresos son propios de un bando de viejitos intentando aprovecharse de una situación. Pero entiendo que los más chicos no vivieron la época”. Alérgica a las entrevistas, una vez que se prende en el tête-à-tête ni siquiera Lady Gaga escapa de su filo.

“Su chiste radica en considerarse una mujer irreverente”.




Por Yumber Vera Rojas especial para Clarín. Publicado em 19/05/2011.

Escreva um comentário