El regreso de Rita Lee




Por segunda vez en la Argentina se presentará la cantautora brasileña, ícono del rock en Brasil por su  influyente carrera musical de más de 40 años, que arrancó con Os Mutantes. Luego de su paso por Buenos Aires, continuará su gira por Montevideo, Uruguay.








Si no hubiera sido por su llamativo naranja zanahoria del cabello, en combinación con el trajecito cuadrillé azul, naranja y blanco que vestía, y sus grandísimos ojos celestes, que a lo lejos encandilan a cualquiera que la mire, Rita Lee podría haber pasado desapercibida por sus movimientos. Impasible en su andar, casi deslizando los pies y en un tenue tono de voz dio las “Buenas tardes”, que encendió los flashes de las cámaras fotográficas presentes, en menos de un segundo. Sin que pareciera que esa señora de delicados movimientos y finos modales fuera la misma que durante 45 años hizo vibrar a millones de espectadores arriba del escenario del rock, Rita Lee se sentó para escuchar detenidamente cada pregunta de los periodistas argentinos en rueda de prensa. Sin tapujos ni limitaciones, no dejó una pregunta sin contestar: desde sus próximos proyectos y su relación con el público argentino, hasta la espiritualidad en su vida y la situación política brasilera, también incluyó una de las definiciones más honestas y espontáneas sobre el presente de  Charly García: “Charly fico careta”, o en castellano y clarito, Charly quedó careta.








La notable cantautora de rock brasileña, se presentará el 20 de mayo en el Teatro Gran Rex, en el que hará un repaso por los temas más destacados de su carrera musical, de tan solo… 45 años. Lança Perfume (el tema que la popularizó en 1980), Baila Conmigo, Mania de você, Jardins da Babilônia y Caso sério, son sólo unas pocas para nombrar, entre las más destacadas. La idea de esta gira no es la de un repertorio fijo, según adelantó Lee. “Aquí exactamente no sé que va a suceder”. Los nervios de un artista comprometido con su trabajo dan cuenta en Rita Lee, siendo ya una leyenda del rock brasilero. Es por la presentación de Amor e sexo, un tema  que cantará en castellano en el Rex y que fue compuesto por una “amiga argentina escritora y periodista, Violeta Weinschelbaum”. “A pesar de que es una letra parecida, hay algunas colocaciones y palabras diferentes, pero sin dudas es más bonita la versión en español”, describió. “Luego haré el repertorio de hits de siempre, porque cuando un artista tiene una carrera de más de 40 años, uno gusta de ver esos temas conocidos”. La idea, de cualquier manera, es ver lo que pasa con el público arriba del escenario, y a partir de ahí seleccionar los temas en el acto.








El histriónico personaje que se ve de Rita arriba del escenario, es el mismo que abajo desenvuelve al responder cada pregunta, para dejar a todo el que la escuche al borde de la risa: “Al tango no me atrevo, hay que tener cojones para cantar tango”. Con su lucidez y espontaneidad característica explica: “Es una música muy dramática, caliente tesuda –¿existe esa palabra?, se pregunta- y corajosa” (fuerte y aguerrida) .
De cualquier forma la mujer que se atrevió a reversionar a The Beatles en bossa nova en inglés y en portugues, ahora adelantó que está grabando un nuevo disco de bossa, esta vez de films clásicos de Hollywood. Entre uno de los temas del disco, se hará un homenaje a Casablanca.








A los 63 años, Rita Lee se ha hecho amiga de las redes sociales, como Twitter, y desde ahí lanza sus declaraciones al mundo globalizado. Eso, no resta tiempo ni importancia a las cosas más trascendentes de la vida, como la espiritualidad. Tras las recientes declaraciones sobre el nuevo lema que debiera adquirir el rock: “Sexo, yoga y rocanrol”, destaca en Buenos Aires que no son muchos los periodistas que le preguntan por su lado espiritual, una parte de su vida muy importante para ella.








Entre el rock, el tropicalismo y la bossa nova -solo por nombrar algunos- se mueve la artista que rebalsó el Luna Park una cálida noche de noviembre de 2002. “Siempre fui bien recibida aquí. La gente argentina es muy cálida y yo valoro eso”. Todavía recuerda ese estadio contenido de alegría y aplausos, y una nostalgia hacia quien se subió al escenario con ella para compartir un pedacito de homenaje a The Beatles: Charly García. “Me gustaría cantar con Charly. Pero está así, en esa calma, tranquilo. Y quiero verlo. Lo quiero invitar a mi show, pero sin compromisos”.








Nueve años debió esperar el público argentino para volver a vibrar los diversos ritmos de Rita Lee, que tan fluidamente conviven en sus canciones. Será el viernes a las 21.30 horas, el día del reencuentro entre una mujer que todavía tiene tantas canciones qué regalar, como corazones que enamorar, todavía hoy, después de 45 años de rock en su vida.








Por Eugenia Serres. Publicado no site Frecuencia Zero em 20/05/2011.

Escreva um comentário